Americans and Chinese Divided Over Broken Institutions

Americans and Chinese Divided Over Broken Institutions

Statista′s Dyfed Loesche explans this relevant difference in perspective.

The level of trust in societal institutions differs in America and China. According to data compiled by public relations firm Edelman, most Chinese think businesses are the foremost broken institutions, while Americans are highly concerned with a broken government. Overall, Chinese distrust is more spread out between the institutions than American institutional weariness. According to the Edelman Trust Barometer report, “No country saw steeper declines than the United States, with a 37-point aggregate drop in trust across all institutions.”

Datos Sueltos sobre Internet

Datos Sueltos sobre Internet

Por internet circulan 204 millones de email por minuto, 7 de cada 10 son spam. Los sitios para adultos reciben más visitas mensuales que Netflix, Amazon, y Twitter combinados. Estos y otros datos en un recorrido por cifras y porcentajes de la gran red, el mundo móvil y lo que la gente hace con ellos.

Cuestión de Apps-titud

El mercado ha virado hacia Google y su sistema Android. Si tomamos cifras de Statista de marzo de 2017 y las proyectamos a finales de año, obtenemos un cuadro elocuente. Con unas 3 millones de apps hacia finales de 2017, Google Play está muy ocupada entregando 43% de los programas instalables en dispositivos móviles. Apple Store, que tomó el mundo por sorpresa a partir de 2008 con el modelo actual de smartphones ha pasado a un segundo lugar con 34%, separado por al menos medio millón de apps de diferencia.

El otrora líder del software, Microsoft, sostiene 10% del mercado con su Windows Store, pero ante el anuncio hecho hace unos meses de que no seguirá con su Windows Phone, se anticipa su retiro del ruedo. Parece que tres gigantes no caben en el tope. Pero ¿es eso cierto? Amazon viene ¿cómo decirlo? caliente con su Fire OS y un sano 9% del mercado con tendencia al alza. No sé, pues, si caben tres gigantes pero uno está haciéndose su espacio con este OS y con sus líneas Fire de tablets y smartphones. Es posible que Amazon ya alcance las 650 mil apps. Blackberry, por su parte y en franco declive, tiene 4% de un mercado que dominó ampliamente antes de 2008.

¿Quién lee los términos de uso?

Cuando uno se suscribe a un sitio web o descarga una aplicación nos piden aceptar los términos legales. Los aceptamos pero casi nunca los leemos. Un estudio hecho con estudiantes universitarios reveló que solo 25% le dio alguna lectura (no necesariamente completa) a los términos de un sitio web que requería la aceptación de estos para seguir adelante. Lo cómico es que el sitio era falso y contenía una serie de peticiones absurdas. Una mayoría abrumadora no se dio cuenta.

Pero hablemos de sitios serios. WEbMD, dedicado a la medicina, con topes de 32 millones de visitantes al mes, ofrece información muy sensible sobre enfermedades, síntomas, tratamientos y consejos médicos. Por eso deja claro que no ofrece recomendaciones ni consejos médicos, mucho menos tratamientos, sólo referencias. Que cualquier acción del usuario es su propia responsabilidad y que debe consultar a un médico antes de hacerlo. Eso en unas 9.000 palabras. Unos pocos las leen, pero quienes las pasan por encima después no pueden protestar.

Entre 2012 y 2014, Facebook, el rey de las redes sociales, ofrecía 9.261 palabras en sus términos de uso. Este sitio ha tenido todo tipo de controversias acerca de la privacidad de sus usuarios, el uso de los datos personales por terceras partes y las potestades que la empresa hace de esa información. En 2015, simplificó enormemente el texto a 2.702 palabras. Esperemos que sea la tendencia.

Sitios como PayPal, el Bank of America y Time tienen entre 2.000 y 2.500 palabras.

Siga el artículo en Univision Noticias


Trump on Twitter (Stats)

Trump on Twitter (Stats)

A report by Statista′s Martin Armstrong:

Borne partly out of his mistrust and lack of control of the media, President Trump utilizes his Twitter account to get his message out, make announcements, vent, provoke and often simply provide a stream of consciousness on any current issues. This infographic pulls together some key facts and figures on one of Trump’s most powerful tools.

NK/Statista

Imagen inicial: Composición de Lúdico con insumos de Pixabay.

Cinco Nuevas Profesiones que tendrán Alta Demanda en los Próximos Años

Cinco Nuevas Profesiones que tendrán Alta Demanda en los Próximos Años

El 85% de los trabajos que habrá en 2030 aún no se han inventado, según una estimación del Institute for the Future (IFTF) de Palo Alto.

Para anticiparse y estar preparado ante los retos que vienen, es clave saber navegar en el entorno VUCA (Volatility, Uncertainly, Complexity y Ambiguity – Volátil, Incierta, Compleja y Ambigua).

¿Cuáles serán los empleos y las habilidades de gestión más demandadas en los próximos años? Valkiria, el centro de investigación en innovación laboral, con su comunidad World Work Innovation (WWi), analiza cuáles serán esos puestos y competencias.

Para Simon Dolan, Advisory Board de WWi y CEO de The Global Future of Work Foundation, los trabajos del futuro se encontrarán entre los llamados “white collar jobs” (trabajos de cuello blanco), aquellos que requieren un conocimiento intensivo y es desarrollado en una oficina con el uso de una computadora.

Según relevó el diario El Economista, estos se diferencian de los “blue collar jobs” (trabajos de cuello azul), que son los que implican esfuerzos manuales y físicos; o los “pink collar jobs” (trabajos de cuello rosa), relacionados con el trato al cliente, ventas y relaciones públicas.

De acuerdo a esta clasificación, los nuevos empleos que tendrán alta demanda en los próximos años serán los siguientes:

1. Gammification Designer
El trabajo consiste en hacer del mundo un lugar más lúdico y desafiante a través del diseño de juegos que puedan motivar a la gente, o les enseñen cómo enfrentarse a serios problemas como enfermedades o depresión.

2. Virtual Reality Experience Designer
Es el creador de emociones y experiencias inolvidables a través de aplicaciones o juegos, con el fin de que el usuario pueda transportarse a un mundo virtual, a una realidad simulada, generada por la tecnología.

3. Talent hunter
Ayuda a las empresas a contratar candidatos con talento y que sean ideales para aquellas funciones que requiere la compañía.

4. Piloto remoto de drones
Podrán ser empleados para el transporte o la logística -enviar paquetes en un periodo muy corto de tiempo-, la agricultura, la producción cinematográfica, la exploración en el campo científico o para inspeccionar torres de teléfono, etc.

5. Nano Medic
Los avances en nanotecnología transformarán el personal de atención médica, por lo que se requerirán especialistas en nanomedicina para administrar tratamientos ‘subatómicos’.

Lea el resto del artículo en iProfesional


Do you Work More than 39 Hours a Week? Think it over!

Do you Work More than 39 Hours a Week? Think it over!

The Guardian tells that “long hours, stress and physical inactivity are bad for our wellbeing – yet we’re working harder than ever. Isn’t it time we fought back?

When a new group of interns recently arrived at Barclays in New York, they discovered a memo in their inboxes. It was from their supervisor at the bank, and headed: “Welcome to the jungle.” The message continued: “I recommend bringing a pillow to the office. It makes sleeping under your desk a lot more comfortable … The internship really is a nine-week commitment at the desk … An intern asked our staffer for a weekend off for a family reunion – he was told he could go. He was also asked to hand in his BlackBerry and pack up his desk.”

Although the (unauthorised) memo was meant as a joke, no one laughed when it was leaked to the media. Memories were still fresh of Moritz Erhardt, the 21-year-old London intern who died after working 72 hours in a row at Bank of America. It looked as if Barclays was also taking the “work ethic” to morbid extremes.

Following 30 years of neoliberal deregulation, the nine-to-five feels like a relic of a bygone era. Jobs are endlessly stressed and increasingly precarious. Overwork has become the norm in many companies – something expected and even admired. Everything we do outside the office – no matter how rewarding – is quietly denigrated. Relaxation, hobbies, raising children or reading a book are dismissed as laziness. That’s how powerful the mythology of work is.

Technology was supposed to liberate us from much of the daily slog, but has often made things worse: in 2002, fewer than 10% of employees checked their work email outside of office hours. Today, with the help of tablets and smartphones, it is 50%, often before we get out of bed.

Read complete article in The Guardian